Creo que se dice así: unpacking o unboxing o unloquesea… vamos lo que toda la vida hemos llamado desempaquetar. Lo que pasa es que en inglés queda más “moerno”

Ahí podéis ver mi definitivo regalo de cumpleaños (la verdad es que se ha adelantado una semanita pero ya no aguantaba más). He dudado mucho sobre qué comprar: primero fue el FCExpress (existe una entrada en este mismo blog), luego pensé en unos altavoces para el iPod, pero los que me gustaban se pasan un poco del presupuesto: son los JBL On Time, una monada. También me dio este fin de semana por el AppleTV que aunque también se pasa del presupuesto creo que es una compra casi imprescindible para el que tiene pantalla panorámica y quiere disfrutar la Alta Definición en su salón sin complicaciones ni relíos de cables y discos. Lo dejaremos para el verano. Finalmente los vencedores han sido los JBL Spot, unos altavoces multimedia de un diseño a la mac, como dirían los amigos de Puromac.

Os comento un poquito mis primeras impresiones de los mismos. Es un conjunto de dos satélites más subwoofer de 36Watios repartidos en 6 por canal para cada satélite y 24 para el altavoz de graves. Tienen la singularidad de poderles cambiar la skin (ya estamos otra vez con el dichoso inglés…) y vienen con dos colores, negro y blanco. La conexión al Mac o el iPod es muy fácil y se hace en unos pocos minutos. Además de tener control de volumen en uno de los satélites (es sensible al tacto como el Touch, no es un botón), también cuenta con una rueda para controlar el nivel del Subwoofer para poder ajustar el nivel de graves a tu gusto.

El aspecto y la construcción son francamente buenos y cuando les coloqué las carcasas blancas y los puse debajo del iMac quedaron de fábula.

Y lo más importante: el sonido. Pues para el precio que tienen (alrededor de los 130 €) suenan bastante bien. El punto más débil que encuentro es en la banda de los bajos, ya que un altavoz de unas escasas 6″ NUNCA va a ofrecer unos graves convincentes. Salvo eso, la banda de los medios y los agudos están medianamente compensadas. La pregunta del millón: ¿son recomendables? SÍ. Además, y me vuelvo a repetir, quedan fenomenáles con el iMac Blanquito.

Aquí tenéis un enlace para ver las fotos del “desempaquetado” completo.