Hoy os presento uno de los temas que más me ha hecho desesperar desde mi switch a Mac y que incluso me ha obligado a “formatear y reinstalar” todo el Leopard OSX (lo que me hizo rememorar, no sin una rabia contenida, mi anterior andadura con las el sistema operativo de las “Ventanas”).

Todos conocemos la aplicación iDVD que viene con el paquete de programas de iLife. Personalmente lo he usado desde siempre porque uno de mis hobbies es el video. La primera vez que lo utilicé ví en el la aplicación que desde hacía mucho tiempo había buscado en mi andadura con windows y no había encontrado. Tiene la simpleza de Apple y la potencia de una aplicación profesional con unos acabados realmente espectaculares.

Por otro lado, quizá no tan conocido hasta que no lo necesitas, está Perian que no es ni más ni menos que una serie de códecs que se instalan de forma gratuíta y hacen que el reproductor de medios quicktime se atreva con una serie de archivos que “de fábrica” no está diseñado para reproducir. Cómo no, el día que lo conocí no tardé en instalarlo en mi sistema para hacerlo más versátil y completo (y encima gratis).

El problema llegó cuando un día me dió por hacer un proyecto nuevo de iDVD y grabarlo en soporte físico. Cuál es mi sorpresa cuando me encuentro que el video se ve “a saltos”, es decir, como si le faltaran fotogramas.

Argghhhh, pero ¿qué he hecho mal?, me pregunté… Revisé todo lo revisable hasta la saciedad. Probé con distintos formatos de entrada, distintos formatos de salida pero nada. En algunos casos el problema era más leve y en otros más acusado pero el video seguá viéndose a saltos. Paradójicamente, el sonido era perfecto y no había ningún salto ni corte. Seguí probando con distintos programas: Final Cut Express, iMovie… hasta que me harté y me puse a investigar en la web.

Encontré una primera solución que no era ni más ni menos que REINSTALAR todo el SOX. Me dió un poco de pena, como he dicho anteriormente, porque me recordaba mis tiempos de desfragmentación semanal y reinstalación trimestral de Windows… pero era lo único que me quedaba por probar. Como tenía copia de seguridad en un disco externo (Dios bendiga Puromac y SuperDuper!) pues nada. No perdía nada con intentarlo.

En unas pocas horas tenía el sistema limpito y listo para probar. Reinstalo todos mis archivos personales y pongo el sistema a punto con los programas necesarios para ponerme a trabajar, con lo cual me pasé por las webs de Perian y de Flip4mac para que el quicktime funcionara al 100%… ESTE FUE MI ERROR.

Puesto todo a punto rezo en primer lugar y después me dispongo a probar el iDVD con la mala fortuna de que ¡¡¡SIGUE FUNCIONANDO MAL!!! Tenía que haberme visto la cara en ese instante porque tendría que ser de película (nunca mejor dicho). Quería tirar el ordenador por la ventana. Por un momento tuve la duda de si Apple y su Mac OSX eran tan buenos como estaba acostumbrado a escuchar en millones de podcasts. Quería morirme…pero entonces surgió en mí el instinto de supervivencia y seguí buscando por páginas y foros… hasta que lo ¡¡encontré!!

En un hilo de soporte de Apple en inglés encontré a un montón de personas que tenían el mismo problema que yo. Dios… GRACIAS. Leí y leí y el maldito problema era una INCOMPATIBILIDAD de iDVD con Perian. El problema se solucionaba simplemente DESINSTALANDO Perian. Madre mía, pensé, la que he liado y la solución es tan simple. Pero en esto de la informática los fallos suelen ser así: pequeños detalles o tonterías que te hacen perder la cabeza.


Me descargué el programa gratuíto AppCleaner para desinstalar en condiciones el programita de la navaja. Pero recuerdo que incluso tuve que entrar en las carpetas de librería de Quicktime para borrar “a mano” los residuos que había dejado Perian. Hecho esto reinicié el Mac y…

…flashhhh…Asunto arreglado.

Me dio tantos quebraderos de cabeza y tiempo perdido (desde entonces no he vuelto a maldecir a ningún programa de Apple) que pensé compartirlo con todos aquellos que usan Mac por si algún día tienen un problema parecido.

No quiero despedirme sin antes tirar de las orejas a Apple por no arreglar este asunto antes y es que de sobra saben, o deberían saber, que los usuarios de Mac de todo el mundo no solo usan los códecs propietarios de Apple sino que “alguno que otro” necesitamos software como Perian para poder reproducir ciertos archivos que tenemos en nuestro ordenador.

Después de tanta parrafada mi consejo es que utilicéis Perian si no vaís a darle uso a iDVD y os gusta Quicktime. En caso contrario, puedes descagar el magnífico reproductor de medios VLC en su versión para Mac OSX para sustituir a Quicktime y asunto arreglado.

Espero que este post sirva de ayuda o simplemente ayude a conocer un poco más este/nuestro Sistema Operativo.

Un saludo.