iPod Touch


Después de un largo descanso motivado por varias razones, vuelvo a la carga con un nuevo análisis de un producto musical y, de nuevo, de mano de la marca JBL, de la que ya hice lo propio con el actual equipo que tengo conectado al iMac: los JBL Spot blancos.

En este caso le toca el turno al magnífico “anillo” de JBL para escuchar la música de tu iPod o escuchar la radio, además de servir de despertador. A este producto le llevo echado el ojo casi desde el momento en que salió ya que destaca sobre los demás, sobre todo en diseño (que muchos han intentado copiar con diferente suerte) y lo que es más importante: suena bien. ¿Y por qué me he decidido ahora a comprarlo? Pues ha sido pura casualidad, ya que en una reciente visita al Corte Inglés de Córdoba estuvimos a punto de comprarlo por la módica cantidad de 300 € en cómodos plazos sin interés (vaya con la crisis…) Por una corazonada al final no “cayó” el dichoso aparatito. Y el otro día en una visita al Centro Comercial Mediterráneo de Almería me dió por echar un vistazo a la tan manida por todos los “geeks” y “seudogeeks” sección de tecnología. Cuál es mi sorpresa al encontrar el mismo producto que en el Corte Inglés a un precio rompedor: ¡¡197 €urazos!! Hice la llamada de confirmación a mi asesor económico (mi mujer, vamos) y me dio luz verde. Ale, pues pa casa más feliz que unas castañuelas.

Diseño

Lo que más llama la atención es su precioso diseño y gran acabado en los materiales utilizados. Existen dos colores disponibles: blanco y negro. Me decidí por este último porque me parece más elegante además de que “pega” más con la pantalla del iPod Touch y el iPhone. La forma redondeada de la carcasa obedece a la disposición de los altavoces. Tiene dos medios/graves de neodimio en ambos laterales y un agudo en la parte superior del anillo lo que consigue un efecto bastante particular, repartiendo la música alrededor del anillo.

En el centro cuenta con una generosa pantalla de información de color azulado con dos juegos de botones a ambos lados de la pantalla. Justo encima tiene el famoso “dock” para iPod de 30 pines para la conexión de tu reproductor preferido ya que, además cuenta con un gran número de adaptadores para los modelos de iPod (un poco anticuado cabe decir).

Justo en el interior del anillo debajo del transductor de agudos hay una lucecita azul que se enciende cuando conectas el equipo y que da un “look” muy chulo. Ya que hablamos del tweeter y diseño, decir que cuando se utiliza en modo despertador, el botón para apagarlo es el propio tweeter que está colocado en una especie de receptáculo que se hunde ligeramente para actuar de botón.

En general todos los botones tienen un tacto muy bueno, aspecto que yo valoro especialmente en un producto antes de comprarlo porque, a pesar de parecer una tontería, puede determinar la calidad final de cualquier producto de consumo que se precie con la simple acción de probar dichos botoncitos.

Finalmente, la parte trasera del anillo contiene todas las conexiones, entre las que podemos encontrar la obvia de la fuente de alimentación (separada y bastante voluminosa y pesada), la de antena de AM, una entrada de línea para conectar cualquier otro tipo de reproductor musical y una última conexión para la señal de subwoofer por si quieres reforzar las octavas inferiores con un altavoz exclusivo para este menester. También de la parte trasera sale el cable de antena de FM.

Funcionamiento de la radio

Cuenta con radio en las bandas de FM y AM y permite la memorización de tus emisoras preferidas. La calidad que ofrece en ambos casos es bastante buena. Solo mencionar un detalle. Y es que por defecto, está configurado para Estados Unidos y no hay forma de sintonizar todas las frecuencias sino que salta en pasos muy amplios (88.1 – 88.3 – 88.5…). Para solucionar el problema hay que entrar en la configuración de la radio y cambiarla a modo europeo, pasando en este caso de 0.05 en 0.05 khz.

Funcionamiento del iPod

Aquí es donde se aprecia realmente el sonido de este magnífico reproductor, ya que está diseñado específicamente para ese propósito. Nada más conectarlo entra en modo de carga, aunque esto solo me ocurre con el iPod Touch ya que con el iPhone 3G nada de nada, ya que no es un producto “compatible”. Otro de los problemas al conectar el iPhone es que debes ponerlo en modo avión ya que el ruido de las interferencias de la red son sencillamente insoportables.

La navegación por los albumes y canciones hay que hacerlo desde el propio iPod. Una vez en play sube el volumen y prepárate para escuchar buena música. Como ocurre con sus hermanos Spot, el sonido americano de JBL se caracteriza por agudos y graves un poco sobredimensionados olvidandose un poco de la importantísima gama media de frecuencias. Con música clásica o jazz el sonido es preciso y muy bueno. En cambio, con algo un poco más duro como rock o pop sufre especialmente en las frecuencias bajas (como todos los altavoces de su tamaño), incluso puede adivinarse en algunos casos distorsión de los altavoces. Para arreglar el problema incorporan la salida para subwoofer al que se puede conectar alguno de los modelos que se pueden encontrar en el mercado como los de la propia marca JBL.

La forma de los altavoces hacen que la experiencia estéreo sea un tanto peculiar ya que el sonido se “esparce” por la habitación con lo que perdemos esta sensación. En cambio, cuando te acostumbras puede parecer un tanto “surround” ya que no sabes exactamente de donde proviene la fuente de sonido. Por lo que estos altavoces están pensados para música ambiental.

Un último detalle que he encontrado es que no dispone de ningún tipo de ecualización ni efecto “trubass” o “superbass” como hacen muchas otras marcas donde lo único que buscan es el efectismo y el emborronamiento. Con estos JBL el sonido sale sin “retocar”, tal y como está grabado, aspecto este que hace notar una vez más que el producto proviene de una marca profesional.

Conclusiones: pros y contras

Los aspectos a destacar son los siguientes:

  • Muy buen sonido a volumen bajo y medio.
  • Diseño cuidado.
  • Construcción sólida.
  • Radio FM-AM y despertador.
  • Recarga la batería del iPod.
  • Precio actual.

En cuanto a las deficiencias que he podido encontrar:

  • Falta de graves.
  • Distorsión de las frecuencias bajas a volumen alto.
  • Incompatibilidad con el iPhone.
  • No tiene mando a distancia.

Espero que el análisis te sea de utilidad si estás pensando en comprar el “anillo”. También recomiendo la compra de cualquier producto de la prestigiosa marca JBL .

Si quieres ver un álbum completo de fotos las puedes ver aquí.

Un saludo.

Anuncios

ipod-dolar.jpg

Una vez más Apple nos la vuelve a jugar. Esto es intolerable, inaguantable, en una palabra: TIMO. Llevo unos días dándole vueltas al tema y no me lo acabo de creer. El gran Steve nos hace PAGAR por una actualización EXACTAMENTE IGUAL que la que podrán disfrutar los poseedores de su producto estrella (léase iPhone, claro).

Es una verdadera pena que la compañía en quién habíamos depositado toda la confianza nos pegue tamaña bofetada de nuevo. Pero creo que no deberíamos poner la otra mejilla. Hay que impedir por todos los medios que se salgan con la suya, porque ESTO ES UN ATRACO A MANO ARMADA. Fuera favoritismos. Si lo que quieren es que nos compremos iPhones para que lleguen a su objetivo de ventas, que no hubieran sacado el iPod Touch y adiós al problema. Realmente penoso.

08_large20080115.jpg

Soy un feliz poseedor de un iPod Touch desde hace más de dos meses y desde el primer día que lo encendí me ha hecho sentir que he viajado en el tiempo 5 años hacia el futuro. Es simplemente IMPRESIONANTE. Su interfaz es totalmente revolucionaria y aunque tiene algunos fallos que poco a poco van puliendo con actualizaciones (algunas muy discutidas como la 1.1.3) seguro que me va a seguir dando muchas alegrías durante mucho tiempo, sobre todo ahora que dicen que el 6 de marzo van a sacar el SDK para desarrolladores. A continuación os describo en varios pasos por qué tengo un iPod Touch y no un iPhone jailbreakeado. Si al leer esto coincides conmigo no te lo pienses más ni esperes a que traigan el iPhone 3G ni libre ni nada de eso. Recomiendo la compra del Touch totalmente. Ahí van las razones:

1. Es “casi” un iPhone. Solo le falta el teléfono y la cámara de fotos. Salvo estos dos “detalles” es prácticamente lo mismo. Para gente como yo que utilizo muy poco el teléfono (pago al mes alrededor de 20€ con vodafone), no necesito el iPhone aunque bien es cierto que matas dos pájaros de un tiro al ahorrarte tener que llevar dos aparatos en el bolsillo en lugar de uno.

2. La cámara que incorpora el iPhone no es nada del otro mundo. Ya la mayor parte de teléfonos del mercado llevan una cámara bastante mejor. Además, no suelo fotografiar a todas horas por la calle ni tampoco trabajo como periodista para tener que tener siempre a mano la cámara de fotos.

3. Pues salvo estos dos detalles, el resto de cosas que se pueden hacer con un iPhone las puedes hacer con el iPod Touch. Ya todo el mundo sabe las posibilidades del iPod. Además, recientemente han sacado un nuevo anuncio para dar a conocer al mayor de los iPods y la cantidad de cosas que hace. Podéis verlo en este video (fuente: Faq-mac)

4. Como crítica negativa no podía faltar tengo dos puntos negativos que no me han gustado nada. En primer lugar el cobro de los 17 míseros euros por una actualización que lo único que aporta de verdadero peso es el lector de correo (grandioso). Repito, miserable actitud por parte de la empresa que seguramente le haya reportado una cantidad nada despreciable en sus ya infladas arcas (más de 18000 millones de dólares). Y más coraje me da cuando en la misma presentación (Keynote de Enero) “regalan” a los poseedores del Apple TV su actualización, que seguro que les ha costado mucho más tiempo y dinero a los desarrolladores que la del Touch (me cago en la…)

En su día compré la actualización de Leopard y también como habréis comprobado, los 17 euros del Touch pero a partir de ese día me empezaron a tocar un poco la moral y me estoy pensando mucho volver a PAGARLES algún otro producto como no sea hardware. Los 200 euros que cuesta el Final Cut Express creo que al final no los van a ver. Que les den… Desde que compré el iMac he procurado comprar el software original pero a partir de ahora… el burrito es muy tentador y como no se sigan portando bien, pues…

El otro punto negativo que quería comentar es la “supuesta” dureza de la pantalla del Touch. Después de ver varios análisis y tíos que le hacián perrerías tanto al iPhone como al Touch pensaba que sería muy resistente. Pues habéis adivinado: LO HE RALLADO, aunque solo sea una pequeña muesca de apenas 3 o 4 mm. pero está rallado. Sobre todo se nota con fondo blanco. GRRRRRRRR Estuve pensando en llevarlo al servicio técnico por si me lo podían arreglar pero… al final lo pensé mejor y me quedaré con él como está.

Con este rollo no pretendo convencer a nadie de que el iPod es mejor que el iPhone. De hecho cuando salga en España y bajen los precios seguro que me compro uno. Pero por ahora disfruto mucho con mi Touch.