Hace unos días, concretamente el 17 de febrero, se cumplió el primer año de vida de mi primer proyecto 2.0. La verdad es que mi vida personal no está pasando por su mejor momento ya que hace escasas semanas perdimos a nuestro queridísimo y pequeño sobrino Carlos y por esa razón llevo un tiempo bastante desconectado del internet “activo” aunque sigo las noticias y a mis amigos de twitter con asiduidad. Quiero aprovechar desde aquí para dar las GRACIAS y las escribo con mayúsculas porque de verdad, cada uno de vosotros (y vosotras) os merecéis el calificativo de amig@s.

En alguna otra ocasión y por distintos canales os lo he hecho saber pero me gustaría hacerlo más, digámoslo “oficial”, desde mi blog. No os imagináis lo que habéis contribuido a acompañarnos a mí y a toda la familia en estos duros momentos. De hecho, muchos de los mensajes de ánimo los han leído los propios papás y me han encargado que os saludara y os agradeciera vuestro apoyo y confianza que habéis mostrado. GRACIAS de nuevo.

Y ahora, si tengo que hacer un balance de este año que he pasado sin duda es muuuuy positivo. Y lo es principalmente porque me ha hecho conocer, indirectamente, muchas personas que realmente valen la pena. Me refiero claro está al grupo de PuroMacdrid. Seis estupendos amigos que gracias a internet y a Puromac hemos estrechado lazos de amistad como yo nunca antes hubiera imaginado. Si me hubieran dicho hace un año que me encontraría con ellos y que nos reuniríamos en Madrid para organizar un evento como el que hemos tenido, no me lo creería. Yo nunca antes he usado chat, ni siquiera tengo cuenta en messenger, pero twitter (gracias punkomatik) nos ha abierto a mi mujer y a mí otras fronteras digitales que han hecho cambiar mi vida. Increíble, pero cierto.

No obstante, no quiero olvidarme de toda esa gente que nos reunimos en PuroMacdrid (incluído HTC) y que también considero amigos, además de al cordobés amante del wiifit y las cartas y a mis amigos del GUM Almería. También quería agradecer las enseñanzas del maestro Emilcar, grande donde los haya. Fue un auténtico honor conocerlo en persona allá por el verano de 2008 en la Campus de Barcelona. Y en general no querría olvidarme de todos los maqueros que contribuyen con sus enseñanzas a que poquito a poco podamos desarrollar nuestro trabajo o afición con el Mac de la forma más fácil y productiva (Puromac, Tazzito, Todosagit…). Tampoco quiero olvidarme de las mujeres, y es que a pesar de ser minoría, son necesarias ya que aportan un punto de vista muy especial en esto de la tecnología, además de maravillarnos con sus historias tan bien contadas. GRACIAS Macaki.

Ya solo espero que el segundo año sea al menos en lo que respecta al blog, tan bien o mejor que este. Y con respecto a lo personal, seguro que el tiempo habrá curado un poco las heridas que ahora llevamos.

Un saludo a tod@s.

Thank you!